Alteraciones del proteoma cerebral en mamíferos producidas por campos electromagnéticos de radiofrecuencia.


Un estudio liderado por los científicos griegos Adamantia Fragopoulou y Margaritis Lukas ha demostrado cambios importantes en proteínas del cerebro de animales tras la exposición de todo el cuerpo a los campos electromagnéticos de radiofrecuencia, similares al tipo de radiación microondas emitida por los teléfonos celulares, teléfonos portátiles, WiFi y equipos de computación inalámbrica . El estudio, “Brain proteome response following whole body exposure of mice to mobile phone or wireless DECT base radiation”, fue publicado en Electromagnetic Biology and Medicine(Ver resumen, a continuación).

Regiones importantes del cerebro de mamíferos necesarias para el aprendizaje, la memoria y otras funciones se vieron afectadas por la radiación de microondas, incluyendo el hipocampo, el cerebelo y el lóbulo frontal, con exposiciones inferiores a las normas de seguridad ICNIRP (Comisión Internacional de Protección contra la Radiación No Ionizante) . Un total de 143 proteínas en el cerebro se han visto afectadas por la radiación de radiofrecuencia en un periodo de 8 meses, proporcionando nueva evidencia de una relación potencial entre el uso diario del teléfono celular, transmisores inalámbricos y equipos de computación inalámbrica y los síntomas de electrosensibilidad, tales como dolores de cabeza, mareos y trastornos del sueño, así como con tumores, Alzheimer e incluso efectos metabólicos.

El estudio simuló 3 horas de exposición a telefonía celular durante ocho meses, 8 horas de exposición al teléfono móvil DECT durante ocho meses, e incluyó la misma exposición simulada para el grupo de control. Los resultados mostraron tanto una regulación hacia abajo como hacia arriba de las proteínas.

Varias proteínas relacionadas con la función neural (es decir, proteína ácida glial fibrilar (GFAP), alfa-sinucleína, maduración Glia factor beta (GMF), y la apolipoproteína E (apoE)), proteínas de choque térmico, y las proteínas del citoesqueleto (es decir, neurofilamentos y tropomodulina), se vieron afectadas por la radiación, así como las proteínas del metabolismo cerebral (es decir, aspartato aminotransferasa, deshidrogenasa, glutamato), en casi todas las regiones del cerebro estudiadas.

Figura 2. El estudio muestra las 143 proteínas que han cambiado (arriba o abajo en la regulación) y su relación funcional basada en un examen de la literatura.

“Nuestro estudio es importante porque muestra por primera vez los cambiosde las proteínas en el cerebro del ratón después de la exposición a los CEM y, en particular en regiones muy importantes, como el hipocampo, el cerebelo y el lóbulo frontal, todas involucradas en el aprendizaje, la memoria y otras funciones complicadas del cerebro de los mamíferos . Hemos demostrado que 143 proteínas se alteran después de la radiación electromagnética, incluyendo las proteínas que han sido correlacionados con  la enfermedad de Alzheimer,  glioblastoma, estrés y el metabolismo. En su perspectiva, este estudio está proyectado para arrojar luz en la comprensión de los efectos en la salud tales como dolores de cabeza, mareos, trastornos del sueño, trastornos de la memoria, tumores cerebrales, todas ellos relacionados con la función de las proteínas cerebrales alteradas.” Adamantia F. Fragopoulou.

Brain proteome response following whole body exposure of mice to mobile phone or wireless DECT base radiation.

Adamantia F. Fragopoulou, Athina Samara, Marianna H. Antonelou1, Anta Xanthopoulou, Aggeliki Papadopoulou, Konstantinos Vougas, Eugenia Koutsogiannopoulou, Ema Anastasiadou, Dimitrios J. Stravopodis, George Th. Tsangaris & Lukas H. Margaritis.

Abstract:

The objective of this study was to investigate the effects of two sources of electromagnetic fields (EMFs) on the proteome of cerebellum, hippocampus, and frontal lobe in Balb/c mice following long-term whole body irradiation. Three equally divided groups of animals (6 animals/group) were used; the first group was exposed to a typical mobile phone, at a SAR level range of 0.17– 0.37 W/kg for 3 h daily for 8 months, the second group was exposed to a wireless DECT base (Digital Enhanced Cordless Telecommunications/Telephone) at a SAR level range of 0.012– 0.028 W/kg for 8 h/day also for 8 months and the third group comprised the sham-exposed animals. Comparative proteomics analysis revealed that long-term irradiation from both EMF sources altered significantly (p , 0.05) the expression of 143 proteins in total (as low as 0.003 fold downregulation up to 114 fold overexpression). Several neural function related proteins (i.e., Glial Fibrillary Acidic Protein (GFAP), Alpha-synuclein, Glia Maturation Factor beta (GMF), and apolipoprotein E (apoE)), heat shock proteins, and cytoskeletal proteins (i.e., Neurofilaments and tropomodulin) are included in this list as well as proteins of the brain metabolism (i.e., Aspartate aminotransferase, Glutamate dehydrogenase) to nearly all brain regions studied. Western blot analysis on selected proteins confirmed the proteomics data. The observed protein expression changes may be related to brain plasticity alterations, indicative of oxidative stress in the nervous system or involved in apoptosis and might potentially explain human health hazards reported so far, such as headaches, sleep disturbance, fatigue, memory deficits, and brain tumor long-term induction under similar exposure conditions..

Fuentes:

electromagnetichealth.org
ncbi.nlm.nih.gov

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: