La adelphopoiesis: bodas homosexuales en la Edad Media.


210px-David_and_Jonathan

La adelphopoiesis, fraternitas iurata u “ordo ad fratres faciendum” es una ceremonia practicada por varias iglesias cristianas durante la Edad Media e inicios de la Época Moderna en Europa para unir a dos personas del mismo sexo (habitualmente hombres). Adelphopoiesis proviene del griego ἀδελφός (adelphos) “hermano” y ποιῶ (poio) “yo hago”, literalmente “hacer hermanos”.Una de las oraciones, que se recitan durante la ceremonia, es la siguiente (en traducción española):

Dios todopoderoso, que fuiste antes que el tiempo y serás por todos los tiempos, que se rebajó a visitar a los hombres a través del seno de la Madre de Dios y Virgen María, envía a tu santo ángel a estos tus servidores [nombre] y [nombre], que se amen el uno al otro, así como tus santos apóstoles Pedro y Pablo se amaban y Andrés y Jacobo, Juan y Tomás, Jacobo, Felipe, Mateo, Simón, Tadeo, Matías y los santos mártires Sergio y Baco, así como Cosme y Damián, no por amor carnal, sino por la fe y el amor del Espíritu Santo, que todos los días de su vida permanezcan en el amor. Por Jesucristo, nuestro señor. Amén

El historiador de la Universidad de Yale John Boswell considera la unión de Sergio y Baco como un ejemplo de las parejas homosexuales del principio del cristianismo, reflejando la tolerancia hacia la homosexualidad de los primeros cristianos.

John Boswell ha señalado decenas de manuscritos originales, que presentan los rituales religiosos matrimoniales efectuados durante toda la Edad Media por sacerdotes católicos y ortodoxos dentro de las iglesias para consagrar bodas entre personas del mismo sexo. Para llegar a sus conclusiones Boswell recorrió todas las grandes bibliotecas de Europa, incluida la Vaticana, donde encontró muchos de sus manuscritos. Como resultado obtuvo 80 manuscritos originales de las ceremonias de bodas gays, en las que se invocaba como protectores a San Sergio y San Baco.

ADELPHOPOIESIS EN LA IGLESIA OCCIDENTAL .

En la Iglesia Católica, los sacerdotes rara vez participaban en los matrimonios hasta bien entrada la Época Moderna, ya que no fue introducida hasta el Concilio de Trento y la ejecución efectiva fue mucho más tardía en algunos países. Esto y algunos otros hechos hablan en contra de que el rito de la adelphopoiesis, en latín ordo ad fratres faciendum, tuviera una gran implantación en Occidente. Sin embargo se practica, en parte, todavía en la Iglesia Católica Antigua.

Si no era en el marco de una misa y ante un sacerdote, los “hermanos” juraban de todas formas sobre un altar y lo anunciaban a la comunidad en la puerta de la iglesia. Pero más que el juramento, era el enterramiento común lo que daba una vertiente religiosa al “parentesco artificial”. De la extensión de esta práctica son testigo los cementerios ingleses e irlandeses, en los que se pueden encontrar numerosos enterramientos con los nombres de dos hombres. Las inscripciones son a menudo una muestra del cariño que se tenían: “El amor los unió en la vida. Que la tierra los una en la muerte”.

La primera noticia moderna que se tiene del rito de la adelphopoiesis (matrimonio entre personas del mismo sexo) es de 1914, cuando Pável Florenski cita los elementos clave de la liturgia del rito:

1. los hermanos, que están colocados en la iglesia delante del atril, en el cual se encuentra la cruz y las escrituras; el mayor de los dos se coloca a la derecha, mientras que el más joven se coloca a la izquierda;
2. se realizan oraciones y letanías que piden que los dos sean unidos en el amor y se les recuerda ejemplos de amistad de la historia de la Iglesia;
3. los dos son atados con un cinturón, sus manos colocadas en los evangelios y una vela ardiendo es entregada a cada uno;
4. los versos de Primera carta a los corintios 12:27 a 13:8 (Pablo de Tarso sobre el amor) y Evangelio de san Juan 17:18-26 (Jesús de Nazaret sobre la unidad) son leídos;
5. se leen más oraciones y letanías como las indicadas en el punto 2;
6. se lee el Padre nuestro;
7. los futuros hermanos reciben los regalos santificados de una copa común;
8. se les conduce alrededor del atril mientras se dan la mano y se canta el siguiente troparion: «Señor, mira desde el cielo y ve»;
9. intercambian besos; y
10. los presentes cantan: «¡Oh, qué bueno, qué dulce habitar los hermanos todos juntos!» (Salmos 133:1).

Pável fue un intelectual heterodoxo, tuvo problemas con el régimen zarista, con su propìa iglesia, i al final el régimen comunista que apoyó lo fusiló en 1934 (Stalin).

La Iglesia Ortodoxa hoy está estudiando su canonización como mártir, ocultando sus múltiples estudios sobre la adelphopoiesis.
________________________________________________________
Fuente: leopoldest
Relacionados:
Bodas de semejanza: matrimonios gays en la Edad Media.
Las bodas homosexuales en la Galicia del siglo XI.
John Boswell y la investigación histórica de la homosexualidad.

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comments

  • Jose Sanchez  On 26/05/2016 at 06:20

    Amigo, la adelphopoiesis es un hermanamiento. Yo tengo hermanos ¿sabes? y los amo, pero no follo con ellos; y se que hay hermanos que follan entre ellos, pero tengo como prejuicios en eso, no creo que este bien que los hermanos se sodomicen o que las hermanas se masturben.

Trackbacks

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: