Historia de la Poliomielitis y la vacunación. Parte II.



Ya vimos en nuestro primer  arículo de la poliomielitis que la infección con este virus era común, pero la polio paralítica era rara. En nuestro segundo artículo revisamos la historia de la poliomielitis y el importante número de casos de parálisis producidos por otras causas que fueron atribuidos a la poliomielitis. En el tercer artículo nos fijamos en una de las explicaciones para el aumento de la poliomielitis paralítica en los países avanzados y en el colapso de esta explicación de como la poliomielitis aumentó en los países en desarrollo.

Con la polio, ¿hay una sola causa, el virus, y uno de los efectos, la parálisis? Obviamente no, ya que los resultados de la infección con el virus de la polio ocupan el ámbito de la nada absoluta a la muerte. En esta serie vamos a revisar algunos de los factores que, combinados con la presencia del virus, pueden mover la situación desde la ausencia de síntomas y sin problemas, a la parálisis.

Una característica de la infección con la polio es la longitud de tiempo que se tarda en eliminar el virus del cuerpo y crear inmunidad a la polio.

… El intervalo entre la iniciación de la infección y la aparición de signos en el SNC puede ser tan largo como de varias semanas, lo que representa una gran variación en el período de incubación de la enfermedad. [4]

SNC significa una inflamación del sistema nervioso central. Alguien puede llevar alrededor de su nariz virus de la polio multiplicandose alegremente en la nariz, en la garganta y en el sistema del intestino, y otras áreas no-neuronales del cuerpo, por un período de semanas, sin tener ningún síntoma que indique que el virus está ahí. Una “Respuesta no sintomática” a la exposición del virus de la polio da como resultado una eventual limpieza del virus del sistema, una inmunidad permanente para la cepa de la poliomielitis, siendo esta la respuesta normal del cuerpo al virus de la polio.

Sin embargo, si ocurre algo durante las varias semanas de transporte del virus de la polio que le abra el acceso al sistema nervioso central (SNC), entonces, la polio se mueve de asintomática a paralítica. Hay una lista de provocadores que causan que la polio invada el SNC. Hoy vamos a considerar una de las causas que podemos acreditar a la profesión médica.

La  poliomielitis provocada, debido a las vacunas y otras inyecciones: el tercer elemento en la tabla de tipos de parálisis flácida aguda es la “vacuna contra la poliomielitis paralítica asociada”. [5] Sí, las vacunas pueden causar poliomielitis paralítica. En realidad las inyecciones de muchos medicamentos diferentes, tales como anestésicos, antibióticos, etc, pueden causar poliomielitis paralítica.

Un estudio que demuestra claramente este fenómeno y que ha cambiado las prácticas de vacunación en los EE.UU. es este [6]:

Esta investigación corrobora los hallazgos publicados por otros investigadores de que existe una relación entre la inoculación reciente con el toxoide diftérico, toxoide tetánico y la vacuna contra la tos ferina (DPT) y el desarrollo de la poliomielitis paralítica. Esto está indicado por el hecho de que en un porcentaje significativamente mayor de niños se paralizó el miembro con la última inyección, de los que la habían recibido no más de un mes antes a la aparición de la poliomielitis, en comparación con los que recibieron la vacuna de un mes a un año antes.

Otras inyecciones también pueden provocar parálisis por el virus.

… Un mayor riesgo de manifestaciones de parálisis aumenta tras la inyección intramuscular, y se produce cuando la inflamación en el músculo coincide con la infección por virus de la polio, la entrada del virus de la polio a las terminaciones nerviosas en el músculo se ve facilitada, y la parálisis se produce 4-30 días después. [5]

La vacuna oral contra la poliomielitis también se asocia con la poliomielitis paralítica. El papel de las inyecciones intramusculares en el brote de poliomielitis Rumania dio lugar a un número muy elevado de casos de la vacuna contra la poliomielitis asociados:

La fuerte asociación entre las inyecciones intramusculares y la parálisis asociada a la vacuna fue similar para los receptores de la vacuna y los niños que adquirieron la enfermedad por contacto, al igual que el efecto dosis-respuesta. Para los casos en que recibieron la vacuna, el horario de las inyecciones intramusculares con respecto a la recepción de la OPV era crítica; inyecciones administradas después de la recepción de la OPV, pero no antes o al mismo tiempo que la OPV, se asociaron con un riesgo elevado. Además, nuestros resultados son similares a lo observado en la década de 1940 y 1950 en que las inyecciones intramusculares tienen una tendencia a “provocar” la parálisis en las extremidades inyectadas de las personas infectadas por el poliovirus salvaje. Esta asociación fue particularmente notable en el Reino Unido, donde la DTP se inyecta en el brazo produciéndose un cambio en la proporción de la participación del brazo a la participación de la pierna entre los niños con poliomielitis paralítica. (Énfasis añadido) [7]

Dado que esta información está fácilmente disponible en la literatura,  los niños de Rumania sufrieron una parálisis innecesaria a partir de 1970 hasta casi 1995, (alrededor de 25 años) porque los científicos eran al parecer incapaces de leer su propia literatura y lo deslucían con una explicación conocida y obvia para el problema.

El aumento histórico de la poliomielitis en los países occidentales, como vimos en nuestro último artículo, fue atribuido a unos servicios de saneamiento mejorados, uno de los muchos factores que cambian cuando los países en vías de desarrollo se modernizan. Otro factor pasado por alto, a pesar de la amplia documentación en la literatura científica, es la llegada de las inyecciones con la medicina occidental. Por ejemplo, los niños de Samoa terminaron con la parálisis debido a las inyecciones contra el pian:

El informe de 1936 de Lambert de que una grave epidemia de poliomielitis paralítica se da entre los niños de Samoa inoculados con neoarsfenamina para el pian resulta ser un buen ejemplo, no sólo de la manera en que la “civilización” puede contribuir al aumento de la poliomielitis paralítica, quizás también a uno de los primeros incidentes que sugiere el papel de las inoculaciones en un momento en el que un virus se extiende con virulencia. Los samoanos creen que las inyecciones de neoarsfenamina fueron las responsables de la parálisis, mientras que Lambert y sus colegas pensaron que era pura casualidad, ya que la enfermedad era típica de la poliomielitis. [8]

Las vacunas en Estados Unidos se  aplicaron de forma gradual desde 1900 hasta 1940, cuando el ritmo se aceleró. [9] Con cada incremento en el uso de la vacunación (y otros medicamentos inyectables) llegaron más oportunidades para la vacuna que provocaba la poliomielitis.

Los artículos en la literatura médica indican que la parálisis provocada sigue produciéndose, a partir de la combinación de OPV y las posteriores inyecciones intramusculares y el uso de inyecciones en las zonas donde el virus de la poliomielitis sigue circulando. La incapacidad de los médicos y científicos de leer y comprender su propia literatura sigue siendo motivo de casos de parálisis.

Ejemplos de poliomielitis provocada:

La poliomielitis provocada se produjo en el 66% de los niños y por lo general seguida de inyecciones intraglúteas asociadas con el tratamiento de las fiebres inespecíficas … Los factores de riesgo identificados en nuestro estudio son la falta de inmunización y la administración de inyecciones intramusculares durante la fase pre-paralítica. [10]

y un brote en 1999-2000 muestra que el ritmo de la parálisis innecesaria se mueve una y otra vez.

Con una pequeña diferencia en el estado de vacunación de casos y controles, el único factor de riesgo claro para la poliomielitis de tipo 3 en este estudio fue tener al menos una inyección en el mes anterior a la aparición de la parálisis. [11]

Las inyecciones son una forma muy popular de tratamiento médico en los países en desarrollo y se aplican no sólo por personal capacitado, sino por los curanderos tradicionales y miembros de la familia. Como hemos descrito en nuestro artículo de Dobles Estándares Médicos en el Tercer Mundo, el descuido con agujas significa que millones de agujas reutilizables están disponibles a personas con una idea poco clara de cómo utilizarlas de manera segura y apropiada. Como puede observarse, incluso el personal médico parece no tenerlo claro sobre los peligros de las inyecciones al mes siguiente de recibir una dosis de la vacuna oral contra la polio, o cuando la poliomielitis está circulando en la comunidad. La vacuna contra la poliomielitis provocada no ha terminado y no terminará durante los muchos años venideros. Después de todo, si se deja que la población en general sepa que las inyecciones son peligrosas esto puede mantenerlas al tanto de recibir sus buenas inyecciones:

En la planificación para reducir el número de inyecciones innecesarias es importante evitar efectos negativos sobre la percepción de la gente sobre las vacunas y las inyecciones anticonceptivas. [12]

La desinformación sobre el peligro potencial de las vacunas es un problema mundial.

Para más información sobre la polio provocada:

Mechanism of Injury-Provoked Poliomyelitis, Matthias Gromeier and Eckard Wimmer. Journal of Virology, June 1998, p. 5056-5060. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC110068/pdf/jv005056.pdf

Referencias:

[1] Polio 2010. Inside Vaccines. May 26, 2010. http://insidevaccines.com/wordpress/2010/05/26/polio-2010/

[2] Polio and Acute Flaccid Paralysis. Inside Vaccines. June 2, 2010. http://insidevaccines.com/wordpress/2010/06/02/polio-and-acute-flaccid-paralysis/

[3] Polio and Sanitation. Inside Vaccines. July 1, 2010. http://insidevaccines.com/wordpress/2010/07/01/polio-and-sanitation/

[4] Epidemiology of Poliomyelitis and Allied Diseases – 1963. Dorothy M. Horstmann. The Journal of Biology and Medicine, 1963, 36, 5-26. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC2604573/pdf/yjbm00599-0011.pdf

[5] Differential Diagnosis of Acute Flaccid Paralysis and Its Role in Poliomyelitis Surveillance, Arthur Marx, Jonathan D. Glass, and Roland W. Sutter. Epidemiologic Reviews, Vol. 22, No. 2, 2000 http://epirev.oxfordjournals.org/cgi/reprint/22/2/298.pdf

[6] The Relation Between Recent Injections and Paralytic Poliomyelitis in Children. Morris Greenberg, Harold Abramson, Helen M. Cooper and Helen E. Solomon. American Journal of Public Health, 1952, 42, 142-152. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1525737/pdf/amjphnation00407-0031.pdf

[7] Intramuscular Injections Within 30 Days of Immunization with Oral Poliovirus Vaccine – A Risk Factor for Vaccine-Associated Paralytic Poliomyelitis. Peter M. Strebel, Nicholae Ion-Nedelcu, Andrew L. Baughman, Roland W. Sutter, and Stephen I. Cochi. New England Journal of Medicine, 1995, 332, 8, 500-506.  http://www.nejm.org/doi/pdf/10.1056/NEJM199502233320804

[8] Paralytic Consequences of Poliomyelitis Infection in Different Parts of the World and in Different Population Groups, Albert B. Sabin, American Journal of Public Health, Vol. 41, Oct. 1951. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC1525657/pdf/amjphnation00428-0010.pdf

[9]Historic Dates and Events Related to Vaccines and Immunization. Accessed on September 12, 2010. http://www.immunize.org/timeline/

[10] Poliomyelitis: 20 years–the Pondicherry experience. Mahadevan S, Ananthakrishnan S, Srinivasan S, Nalini P, Puri RK, Badrinath S, Rao RS. The Journal of Tropical Medicine and Hygiene. 1989 Dec;92(6):416-21. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2558226

[11] Outbreak of poliomyelitis due to type 3 poliovirus, northern India, 1999–2000: injections a major contributing factor. Kathryn A Kohler, W Gary Hlady, Kaushik Banerjee and Roland W Sutter, International Journal of Epidemiology, 2003, 32, 272-277. http://ije.oxfordjournals.org/content/32/2/272.full.pdf+html

[12] Anthropological Perspectives on Injections: A Review. A. V. Reeler. Bulletin of the World Health Organization, 2000, 78, 135-143. http://www.who.int/bulletin/archives/78%281%29135.pdf

______________________________

Una traducción para Disiciencia del artículo Polio: Causes and Effects, Part I de insidevaccines.com

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: