14 estudios, sobre el autismo y las vacunas.


Una breve historia

La década de 1980

En la década de 1980, la mayoría de las estimaciones sobre la tasa de autismo señalaban a 1 de cada 10.000 niños afectado de autismo. Hoy en día, la estimación oficial de la tasa de autismo es de 1 de 110, con muchas localidades en EE.UU. con tasas más cercanas a 1 de cada 100. Eso es un aumento de 90 veces, o 9,000 %. ¿Qué está pasando ?

autismo

Una encuesta reciente mostró que más del 60 % de los padres de niños con autismo culpan a las vacunas. Decenas de miles de informes de casos son muy similares : un niño con desarrollo normal recibe múltiples vacunas de su pediatra, el niño parece cambiar poco después de  las visitas (o tiene una reacción inmediata y más grave a las vacunas ), y más tarde el niño es diagnosticado con autismo.

Un punto importante que rara vez se discute es el cambio en el número total de vacunas administradas a esta generación de niños. En la década de 1980, a la edad de seis años, un niño podía recibir un máximo de 10 vacunas, y muchos recibían menos. En la actualidad, el calendario recomendado de los Centros para el Control de Enfermedades pide 36 vacunas, casi triplicando las vacunas administradas a los niños en total. ¿Es este incremento en las vacunas el gatillo primario del aumento en el autismo? Muchos padres creen que sí.

El mantra del “caso cerrado”

Si los medios de comunicación – y los portavoces a sueldo de la industria de las vacunas, que a menudo son citados por ellos – son la única fuente de información con respecto a la controversia sobre la relación entre las vacunas y el autismo, se obtiene la fuerte impresión de que el caso es vacunas está cerrado y que han sido exoneradas por la “ciencia”.

Considere algunos de estos comentarios de las organizaciones y de los individuos dentro de la comunidad médica:

” Los grupos de expertos, incluyendo la Academia Americana de Pediatría, están de acuerdo en que la vacuna MMR no es responsable de los recientes aumentos en el número de niños con autismo. En el 2004, un informe del Instituto de Medicina ( IOM) concluyó que no existe asociación entre el autismo y la vacuna triple vírica , o las vacunas que contienen timerosal como conservante. ”
– Centros para el Control de Enfermedades

“Cinco grandes estudios epidemiológicos se han realizado en los Estados Unidos y en Europa desde el 2001. Todos estos estudios han proporcionado una evidencia consistente de que no existe una asociación entre las vacunas que contienen timerosal y el autismo.”
– Every Child By Two , una entidad sin fines de lucro financiada por Wyeth , fabricante de vacunas.

” Cinco grandes estudios epidemiológicos realizados en Estados Unidos, el Reino Unido, Dinamarca y Suecia desde el 2001 muestran una consistente evidencia de que no existe una asociación entre las vacunas que contienen timerosal y el autismo. ”
– Instituto de Medicina.

” No hay estudios válidos que muestran un vínculo entre el timerosal en las vacunas y el trastorno del espectro autista. Un informe del 2004 del Instituto de Medicina, Vacunas y autismo, llegó a la conclusión de que la evidencia disponible es en contra de la existencia de una relación causal entre las vacunas que contienen timerosal y el autismo.”
– Academia Americana de Pediatría

“La implicación de que las vacunas causan autismo es irresponsable y contraproducente. Aunque varios estudios científicos cuidadosamente realizados han buscado una relación entre el autismo y el uso de timerosal en las vacunas, no se ha encontrado tal relación . ”
– March of Dimes

“Los datos científicos demuestran abrumadoramente que no hay conexión entre las vacunas y el autismo … Necesitamos más investigación para conocer las causas reales del autismo, pero le haríamos un flaco favor a la salud de nuestros hijos si culpamos a las vacunas de esta enfermedad trágica y compleja “.
– Asociación Médica Americana

“Es importante señalar que las preocupaciones sobre la toxicidad del timerosal son teóricas y no hay ninguna prueba científica convincente de un problema de seguridad con su uso en las vacunas, a pesar de que se mantiene la percepción pública del riesgo en algunos países. ”
– Organización Mundial de la Salud

“De vez en cuando, circulan rumores de que el timerosal , un conservante a base de mercurio alguna vez usado en varias vacunas (y todavía se utiliza en algunas vacunas contra la gripe ) , podría contribuir a trastornos del espectro autista . Sin embargo, los estudios científicos válidos han mostrado que no existe tal relación. The American Academy of Pediatrics (AAP ), la Asociación médica Americana (AMA ) , los CDC y el Instituto de Medicina ( IOM) están de acuerdo en que la ciencia no admite un vínculo entre el timerosal en las vacunas y el autismo “.
– Academia Americana de Pediatría

Esto es un exhaustivo y convincente ” quién es quién ” de nuestra clase médica y todos ellos están diciendo lo mismo en términos muy claros: las vacunas no causan autismo. ¿Por qué habría en el mundo un médico, padre o científico que tratase de argumentar lo contrario?

¿Qué está sucediendo verdaderamente en la actualidad?

Como todo en la vida, el diablo siempre está en los detalles. Este sitio web le demostrará que:

  • De las 11 vacunas aprobadas para los niños (todas suministradas varias veces), sólo una vacuna – la MMR – se ha estudiado por su posible relación con el autismo. Esto sería como tratar de identificar el origen de un accidente de avión , sospechando de un fallo mecánico, con el único análisis realizado sobre una de sus alas, para después declarar que la totalidad del avión está libre de culpa.
  • Un ingrediente de la vacuna , el timerosal , que se compone de mercurio, también se ha estudiado, pero sólo en el contexto de los niños vacunados. A menudo, los estudios sobre el timerosal se comparan los niños que recibieron varios niveles de timerosal en sus vacunas, más que ninguno.
  • No hay estudios que hayan considerado nunca a los niños no vacunados para comparar sus tasas de autismo con los que reciben las vacunas.
  • No hay estudios que consideren el mundo real y cómo son suministradas en realidad las vacunas. Los niños estadounidenses reciben 6-7 vacunas simultáneamente en sus 2 , 4 y 6 primeros meses de vida, este es un “correcto” bebé , pero no existe ciencia que se acerque a replicar esta condición del mundo real.

Nosotros creemos realmente que cualquier padre, médico, periodista o científico que se toma el tiempo de leer esta página, mire con objetividad los estudios que analizamos, que se anime a saber si en realidad se han formulado las preguntas correctas, llegará a las mismas conclusiones que hacemos .

Un último punto: los estudios que estamos revisando en este sitio están llenos de conflictos de intereses. El conflicto de intereses tiende a corromper y al sesgo, lo que es muy importante entender.

Así que, ¿quiénes somos ? Somos padres de niños con autismo. Creemos que las vacunas han causado condiciones de nuestros hijos. No somos litigantes contra los fabricantes de vacunas. No vamos a beneficiarnos económicamente si se prueba que las vacunas son, en última instancia, el detonante principal del autismo. Nuestra motivación es la verdad y queremos ayudar a otros padres a evitar el destino que nos sobrevino. Eso es todo. Gracias por leer nuestra página web.

Una traducción al castellano de JM para disiciencia.wordpress.com

www.fourteenstudies.org

Imagen tomada de http://www.lorenagarces.com/tag/calmar-un-enojo-de-autismo.

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: