La riqueza del microbioma intestinal humano se correlaciona con marcadores metabólicos.


Estamos frente a una crisis mundial de salud metabólica provocada por una epidemia de obesidad. Aquí informamos de la composición microbiana intestinal humana en una muestra poblacional danesa de 123 individuos no obesos y 169 obesos. Nos hemos encontrado con dos grupos de individuos que difieren en el número de genes microbianos del intestino y por lo tanto en su riqueza bacteriana intestinal. Contienen especies bacterianas conocidas y previamente desconocidas en diferentes proporciones; los individuos con una riqueza bacteriana baja ( 23 % de la población ) se caracterizan por una más marcada adiposidad general, resistencia a la insulina y una dislipidemia con un fenotipo inflamatorio más pronunciado en comparación con los individuos con una alta riqueza bacteriana. Los individuos obesos del grupo de riqueza bacteriana inferior también ganaron más peso con el tiempo. Sólo unas pocas especies bacterianas son suficientes para distinguir entre personas con alta y baja riqueza bacteriana, e incluso entre los participantes delgados y obesos. Nuestras clasificaciones basadas en la variación del microbioma intestinal identifican subgrupos de individuos de la población general de adultos blancos que pueden estar en un mayor riesgo de progresar a las co-morbilidades de adiposidad-asociada.


a.Presencia y abundancia de 50 genes “trazadores” de especies representativas diferencialmente abundantes en los grupos obesos con baja riqueza LGC y en grupos delgados con una alta riqueza HGC. Los genes se indican en las filas, la frecuencia se indica mediante gradiente de color (blanco, no detectado; rojo, más abundante); los individuos, ordenados por un número cada vez mayor de genes, están en las columnas, la proporción de los genes trazadores en los individuos se muestra a la derecha. Arriba, las especies conocidas; abajo, las especies desconocidas. C. bolteae, Clostridium bolteae; C. clostridioforme, Clostridium clostridioforme; C. eutactus, Coprococcus eutactus; C. ramosum, Clostridium ramosum; C. symbiosum, Clostridium symbiosum; F. prausnitzii, Faecalibacterium prausnitzii; M. smithii, Methanobrevibacter smithii; R . gnavus, Ruminococcus gnavus; R. inulinivorans, Roseburia inulinivorans.

Chatelier et al.  | Richness of human gut microbiome correlates with metabolic markers
Nature 500, 541–546 (29 August 2013) doi:10.1038/nature12506

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: