71 Aniversario de los campos de concentración de Roosevelt.


El 1 de abril de 1942, California anunció el fin de la detención y deportación de los ciudadanos japoneses en California. Estos fueron enviados a campos de internamiento – léase: campos de concentración en Idaho. Aquí encontrará fotos con una descripción.

Una multitud de japoneses-americanos están detrás de una valla de púas despidiendo a los amigos en del tren que sale de  Santa Anita, California.

Una multitud de curiosos en Seattle atascan un paseo arriba para presenciar la evacuación masiva de japoneses de Bainbridge Island, Washington, el 30 de marzo de 1942. Un poco desconcertados, pero sin protestar, unos 225 hombres, mujeres y niños fueron llevados en ferry, autobús y tren a los campos de internamiento de California. La evacuación se llevó a cabo por el Ejército de los EE.UU.

Todos conocemos esta historia. El presidente Roosevelt firmó una orden ejecutiva el 19 de febrero de 1942 aprobando el programa. El Congreso nunca la votó. El programa fue implementado por el Secretario de Guerra Henry Stimpson. La única figura importante en Washington que se podría haber opuesto era J. Edgar Hoover, director del FBI.

Los presos fueron puestos en libertad a principios de 1945.  Se les dio 10 dólares y un boleto de tren de regreso. Pero ya no tenían casas a las que ir. La mayoría de sus casas habían sido vendidas, junto con sus posesiones y sus negocios, en las subastas de gangas en 1942.

Personas de ascendencia japonesa de San Pedro, California, llegan al centro de concentración de Santa Anita en Arcadia, California, en 1942. Los evacuados vivían en este centro del hipódromo de Santa Anita antes de ser trasladados hacia el interior a otros  centros de reubicación.

Esta orden ejecutiva quedó en los libros hasta el 19 de febrero de 1976, cuando Gerald Ford la anuló. En 1982, el gobierno estadounidense emitió una disculpa formal. Otorgó unas reparaciones simbólicas a las víctimas de $ 20,000 a cada uno.

Esta es la versión suave, una parte de la historia que no podía ser ocultada al público. Así se metió en los libros de la historia estadounidense.

La versión suprimida es peor.

Una tormenta de polvo golpea al Centro de reubicación de Manzanar, en California, el 3 de julio de 1942.

Los otros campos

La versión fuerte es la siguiente: el gobierno de EE.UU. tenía en varios gobiernos de América del Sur residentes japoneses, los cuales fueron enviados a los EE.UU. El gobierno los internó en campos de concentración. Estos campos no recibieron publicidad. Uno de ellos estaba en Crystal City, Texas.

Esto fue un secuestro, puro y simple.

Esta historia es tan horrible que los libros de historia nunca la mencionan. No la verá en el History Channel. Pero puede leer sobre ello aquí.

Estas personas fueron enviadas a Japón después de la guerra.

El hipódromo de Santa Anita  se conviertió en un campo de internamiento de japoneses americanos evacuados que ocuparán los cuarteles construidos al fondo, en Arcadia, California. Foto tomada el 3 de abril de 1942.

En 1945, los delegados de la Conferencia de México sobre los Problemas de Guerra y Paz coincidieron en que “cualquier persona cuya deportación fuese necesaria por razones de seguridad del continente” debería evitarse que “residan en este hemisferio si dicha residencia pudiera ser perjudicial para la seguridad o el bienestar futuro de las Américas.” En Estados Unidos, el presidente Harry Truman emitió una proclamación presidencial en septiembre que autorizó el retiro del Hemisferio Occidental de los extranjeros enemigos” que se encuentran dentro del territorio de los Estados Unidos, sin admisión de conformidad con las leyes de inmigración “. [9] La mayoría de los japoneses latinoamericanos, por lo tanto, se vieron obligados a marcharse.

Una escena durante una de las muchas transferencias de japoneses americanos evacuados a los centros de concentración a los Centros de Reubicación de Guerra en 1942.

Entre noviembre de 1945 y junio de 1946, más de 900 japoneses peruanos fueron repatriados a Japón.

Eso es sólo una parte. El gobierno de EE.UU. insistió en que unos 5.000 alemanes que también tenían los gobiernos de América Latina fueran enviados aquí. Algunos de ellos eran Judios. Entonces el gobierno les utilizó para comerciar con los estadounidenses encarcelados en la Alemania nazi.

¿Que no recuerdas haber leído sobre esto en su libro de texto de historia de secundaria de EE.UU.? ¿O en tu libro de texto de historia de la universidad? ¿O en la escuela de posgrado cuando ganaste tu doctorado en historia americana? Bueno, yo tampoco

Japoneses-americanos enviados de sus casas de Los Ángeles al Centro de Reubicación de Manzanar, en California, el 23 de marzo de 1942, en su primera comida después de la llegada al campamento. Arroz, Frijoles, ciruelas pasas y pan fueron incluidos en el menú.

¿El querido Franklin Roosevelt pudo hacer esto? Su gobierno lo hizo. Y así es que esta historia cayó por el agujero de la memoria.

Escribí sobre ello en el 2001 y algunos sitios lo recogieron. The History Channel no.

Si no fuera por Internet, nadie recordaría la historia.

Cualquier persona que argumenta que las libertades están empeorando en América no conoce la historia del New Deal de Franklin Roosevelt.

Trabajadores agrícolas japoneses en el centro de relocalización Tule Lake, en Newell, California. Foto tomada en el año 1942 o 1943.

____________________________________________________________

Gary North | lewrockwell.com

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Trackbacks

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: