Un estudio muestra como un simple acto reduce las dos mayores enfermedades infantiles en un 50% o más.


.

No se trata de magia negra o de alguna creencia decimonónica, sólo del antiguo uso del sentido común.

Una mejor higiene, saneamiento y alimentos orgánicos son la base para una buena salud. Pero ¿hasta qué punto uno de esos elementos (la higiene, por ejemplo) tiene un efecto en la disminución de la enfermedad? Creo que la búsqueda de la respuesta a esta cuestión, teniendo en cuenta la evidencia, tendría un gran valor para los padres que están considerando la vacunación de sus hijos.

¿Por qué?

En los Estados Unidos los altos funcionarios de salud de los Centros para el Control de Enfermedades y otros organismos de este tipo  utilizan un lenguaje emotivamente cargado para declarar que las las vacunas -no el saneamiento o la higiene- salvaron al mundo de las enfermedades mortales.

Es por esta razón que debo advertirle: Los que fomentan las vacunas a menudo trivializan o subestiman la información que voy a compartir con ustedes. Lo que sigue destruye por completo lo que les han dicho durante muchos años.

El Estándar de Oro

El gran secreto de los vendedores ambulantes de vacunas es evitar como la peste un acto increíblemente sencillo que reduce dos enfermedades en un 50% o más. El punto más importante a  recordar: La disminución de la morbilidad -o de la tasa de incidencia de una enfermedad- en las personas afectadas por enfermedades no tenía nada que ver con las vacunas.

Para obtener una respuesta, recurrimos a Karachi, Pakistán.

En el 2002, un ensayo aleatorio controlado (el estándar de oro de la investigación científica) fue realizado por el Dr. Stephen P. Luby en Karachi, Pakistán. El objetivo fue evaluar el impacto de lavarse las manos y bañarse con jabón en los lugares donde las enfermedades infecciosas son las principales causas de enfermedad y muerte infantil. [1-3]

Es conocido como el Estudio Karachi de Jabón y Salud.

Es digno de mención tener en cuenta que la variable estudiada fue el lavado de manos – no mejores servicios de saneamiento (tratamiento de aguas residuales), agua potable, mejor comida y almacenamiento, o incluso las vacunas. En Karachi, las aguas residuales contaminan el agua potable y las heces contaminan el medio ambiente. Esto es lo que hace que el estudio sea tan radicalmente potente.

La basura se acumula en el exterior de una escuela en Karachi, Pakistán.

El poder de la simplicidad y de  la educación

Éstos son algunos de los hechos relevantes que usted debe saber sobre el Estudio Karachi de Jabón y Salud [3]:

  • A 25 barrios se les dio o jabón antibacteriano (que contiene 1,2% triclocarbán) o jabón común.
  • 11 barrios fueron el control. En otras palabras, no se promocionó la higiene, y no había jabón dispensado en estos barrios.
  • El jabón antibacterial y el jabón común parecían y olían idénticos.
  • Ambos tipos de jabón fueron empaquetados de manera idéntica en envoltorios genéricos blancos. Ni los trabajadores de campo ni los familiares sabían si eran los jabones antibacterianos o comúnes.
  • Los trabajadores de campo revisaron con las familias los problemas de salud que resultan de tener las manos contaminadas e instruyeron específicamente en el lavado de manos.
  • Los trabajadores de campo promovieron en los hogares el lavado de manos después de la defecación, después de limpiar a un bebé que había defecado, antes de preparar alimentos, antes de comer y antes de alimentar a los bebés.
  • Los trabajadores de campo alentaron a los participantes a bañarse una vez al día con agua y jabón.

Esto es lo que pasó después …

Una disminución dramática de las enfermedades

¿Recuerda mi advertencia al principio del artículo sobre la información que se desprecia? Como se verá, los resultados son dramáticos.

Como señaló el estudio, en los primeros 6 meses el cambio o la variación fue mínima (sólo del 6%)  entre los diferentes grupos. En el siguiente gráfico, el mayor cambio se produjo en la segunda mitad del año.

Fuente: Estudio Karachi de Jabón y Salud [3]

Los resultados del estudio se analizaron después de 51 semanas.

  • Resultados primarios de diarrea en niños menores de 15 años según el grupo de intervención:

Jabón antibacteriano: 47% menos de incidencia de diarrea que el grupo control.
Jabón común: un 52% menos incidencia de diarrea que el grupo control.

  • Resultados primarios respiratorios en niños menores de 15 años por grupo de intervención:

Jabón antibacteriano: 45% menos incidencia de neumonía que el grupo control.
Jabón común: 50% menos de incidencia de neumonía que el grupo control.

Es fundamental enfatizar, la neumonía (infección de las vías respiratorias inferiores) y la diarrea son la número 1 y número 2 en la lista de enfermedades globales de la Organización Mundial de la Salud, las cuales matan a más de 3,5 millones de niños en todo el mundo cada año. [3-5]

Esto parece estar en armonía con el principio de Antoine Bechamp – e incluso de Weston Price – que escribió muchos años atrás: La salud del huésped es todo. La enfermedad no es nada. [6]

Teniendo en cuenta que las personas en el estudio de Karachi bebieron el mismo agua, comieron los mismos alimentos, tenían el mismo sistema de saneamiento (o falta de él), etc, resulta necesario plantearse una cuestión importante. Si un sencillo lavado de manos puede disminuir la morbilidad de la diarrea y de la neumonía en un 50% o más, ¿que sucede cuando se introducen mejoras en las instalaciones de saneamiento, almacenamiento y calidad de los alimentos?

Aún más importante, pensaría en posibles datos comparativos sobre la eficacia del lavado de manos y las vacunas. Si eso llegara a suceder, dado el historial de seguridad de las vacunas frente al jabón, el programa de vacunación al completo recibiría un golpe mortal.

Lo que sabemos es que el nivel de vida aumenta, la mortalidad y morbilidad caen.

Como ejemplo, las tasas de mortalidad (no morbilidad) en los Estados Unidos disminuyeron antes de la introducción de las vacunas (aviso, no había una vacuna para la fiebre escarlata).

¿Qué pudo causar esta caída masiva en las tasas de mortalidad? Evidentemente, no fueron las vacunas. Si las vacunas provocaran una caída del 50% en la morbilidad o la mortalidad de una enfermedad en un plazo de 6 meses, los medios de comunicación lo transmitirían en todas las noticias, cantando las alabanzas y los beneficios de inyectársela.

La ironía de este estudio es que los Centros para el Control de Enfermedades proporcionaron algunos de los fondos y revisaron los datos. He aquí un extracto del estudio:

El resto de la financiación fue proporcionada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. La inclusión de los nombres comerciales de jabón es con fines de identificación y no implica aprobación por parte de los CDC ni del Departamento de Salud y Servicios Humanos. Estos datos se han presentado en parte en la Conferencia Internacional sobre Enfermedades Infecciosas Emergentes, Atlanta, GA, EE.UU., en febrero de 2004. [3]

Así pues, ahora usted sabe que algunas personas de los Centros para el Control de Enfermedades lo saben. Pero he aquí el factor decisivo.

Los promotores de las vacunas

Los Centros para el Control de Enfermedades recomiendan las siguientes vacunas en los Estados Unidos en prevención de las mismas enfermedades descritas anteriormente.

Para la diarrea: RotaTeq ® (RV5) y Rotarix ® (RV1). [7]

Para la neumonía: neumococo, Haemophilus influenzae tipo b (Hib), la tos ferina (tos convulsa), la varicela (viruela aviar), el sarampión y la influenza (gripe). [8]

¿Los Centros para el Control de Enfermedades mencionan el lavado de manos como un medio de prevención? Si, pero de pasada.

Dicen algo en el sentido de que una buena higiene es importante, pero no es suficiente para controlar la propagación de la enfermedad. Ellos recomiendan las vacunas.

Entonces es posible que desee considerar la razón por la que los CDC son tan inflexibles acerca de recomendar las vacunas. Por ejemplo, esto es de un artículo de Mercola.com:

El Dr. Paul Offit del Hospital de Niños de Filadelfia ganó millones de dólares como parte de una venta de $ 182-millones para el hospital y sus intereses en todo el mundo de la vacuna de Merck Rotateq … El alto precio puesto en las patentes plantea preocupaciones sobre el uso de la anterior posición de Offit en el Comité Asesor de los CDC sobre Prácticas de Inmunización (ACIP) para ayudar a crear el mercado de la vacuna contra el rotavirus – efectivamente, su voto le hace rico. [9]

¿Podrían estos  profundos vínculos con las empresas farmacéuticas ser la razón por la que los CDC ponen más énfasis en las vacunas? Teniendo en cuenta las pruebas presentadas en el Estudio Karachi de Jabón y Salud ¿cuál elegiría, una mejor higiene o la vacuna?

Conclusión

¿Cuál es la moraleja de la historia?

Los datos revelados por Stephen P. Luby en el Estudio Karachi de Jabón y Salud son poco menos que espectaculares. Los niños que se lavaron las manos y la piel con jabón normal tuvieron una disminución en diarrea de un 52% y en neumonía un 50% menos. Una buena higiene tiene un impacto significativo en la disminución de la enfermedad, y creo que es algo que damos por hecho en los Estados Unidos.

Por favor, recuerde este punto: si una mejor nutrición y saneamiento son añadidos como componentes de este o de un futuro estudio, sospecho que en Karachi, Pakistán, veríamos una caída aún más dramática en las enfermedades, igualándose a la de los Estados Unidos -y yo fomentaría estos esfuerzos.

Imaginen las implicaciones de un estudio comparativo que se realizara entre las prácticas de higiene y las vacunas para disminuir la enfermedad. ¿Cual cree usted que sería el resultado? Yo apostaría en las prácticas de higiene ya que son el claro ganador.

Esta es la cruda realidad.

Tienes en tus manos el poder real y la llave maestra para una buena salud. Y esta no viene a través de la punta de una aguja.

Referencias

  1. http://en.wikipedia.org/wiki/Randomized_controlled_trial
  2. http://en.wikipedia.org/wiki/Levels_of_evidence
  3. Luby, Stephen P., Mubina Agboatwalla, Daniel R. Feikin, John Painter, Ward Billhimer, Arshad Altaf, and Robert M. Hoekstra.“Effect of Handwashing on Child Health: A Randomised Controlled Trial.” The Lancet 366, no. 9481 (July 16, 2005): 225–233. doi:10.1016/S0140-6736(05)66912-7. http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/16023513
  4. WHO Pneumonia Fact Sheet: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs331/en/
  5. WHO Diarrhoeal Fact Sheet: http://www.who.int/mediacentre/factsheets/fs330/en/
  6. http://www.naturalnews.com/030384_Louis_Pasteur_disease.html
  7. http://www.cdc.gov/rotavirus/about/prevention.html
  8. http://www.cdc.gov/Features/Pneumonia/
  9. http://articles.mercola.com/sites/articles/archive/2009/06/25/vaccine-doctor-given-at-least-30-million-dollars-to-push-vaccines.aspx

____________________________________________

Jeffry John Aufderheide | Vactruth.com

Traducción: Disiciencia.wordpress

Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comments

Trackbacks

  • By Anonymous on 18/09/2014 at 23:25

    […] […]

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: