La guerra encubierta para desacreditar el estudio Seralini sobre transgénicos.


Hay una manera sencilla de desacreditar definitivamente al controvertido estudio del Profesor Gilles-Eric Séralini, el cual mostró los efectos potencialmente nocivos del maíz transgénico y del herbicida RoundUp, conseguir que la revista que lo publicó,  Food and Chemical Toxicology (FCT),  se retracte y retire el artículo de su lista de publicaciones.

Esto es lo que muchos expertos están intentando conseguir en lo que parece ser un ataque orquestado. Es una verdadera guerra de relaciones públicas, sin tabúes.

La revista ha recibido unas cuantas cartas de los críticos. A publicado una veintena y una respuesta a las críticas de los detractores realizada por el equipo de Séralini que también es accesible en línea.

Un debate científico legítimo, se podría decir. Pero detrás de la cohorte de títulos académicos que se enumeran en las cartas hay una “esfera biotecnológica” oculta, que reúne a investigadores de biotecnología, expertos en políticas de regulación y representantes de la industria.

Estos defensores de la biotecnología denuncian la “mala ciencia” (“ciencia basura”) de los “investigadores militantes”, que son habitualmente descritos como “activistas vinculados al movimiento ecologista” y también como “motivados por intereses personales”.

Una red internacional

Entre las primeras cartas publicadas, hay una que se destaca porque no tiene autor. Es una carta conjunta firmada por 26 personas, en su mayoría científicos, entre ellos el crítico [Francés] de Seralini, Marc Fellous, de la Asociación Francesa de Biotecnología Vegetal [AFBV].
http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0278691512007922

La AFBV está detrás del ataque académico hacia Gilles-Eric Séralini, tachándolo como un “militante” responsable de la “orquestación de una reputación científica […] mediante la difusión de miedo”.
[Http://www.gmwatch.org/latest-listing/51-2012/14362]

Una serie de co-firmantes de Marc Fellous están vinculados al grupo pro-transgénicos AgBioWorld, dirigido por el genetista CS Prakash, quien es signatario de la carta conjunta.

Prakash y su organización son también los autores de dos peticiones (la primera recogió 57 firmas y la segunda 731) pidiendo “la liberación de los datos en bruto” de Gilles-Eric Séralini. Sorprendentemente, los primeros signatarios de cada petición son las mismas personas que enviaron las cartas a la revista FCT.

Campañas virales de difamación

En el 2002, el periódico británico The Guardian reveló que AgBioWorld había desempeñado un papel importante en una “campaña viral” de difamación contra el denunciante Ignacio Chapela después de que descubriera la contaminación genética del maíz mexicano.
http://www.guardian.co.uk/politics/2002/may/14/greenpolitics.digitalmedia

La investigación reveló que el sitio web de la organización [AgBioWorld] fue alojada por la empresa de comunicaciones Bivings, la cual fue empleada por Monsanto y dirigida por Jay Byrne.
http://www.powerbase.info/index.php/Jay_Byrne

Fueros usadas ​​identidades falsas (“Mary Murphy” y “Andura Smetacek “) para hablar en nombre de “la comunidad científica” y promover la idea de que Chapela estaba vinculado a los ambientalistas, a quienes se comparó con “terroristas” y “vándalos”.
http://powerbase.info/index.php?title=Center_for_Food_and_Agricultural_Research

La compañía Bivings se disolvió en diciembre del 2011 después de un ataque cibernético por Anonymous en su llamada “Operación Final Monsanto”. Pero Byrne ha continuado operando desde su sede en St. Louis (Illinois, EE.UU.), donde Monsanto también tiene su sede junto con su nueva compañía V-fluence.
http://www.v-fluence.com/

Esta estrategia de difamación fue exactamente la utilizada por Henry Miller, firmante de la carta conjunta a la FCT, experto en”regulación sanitaria” para AgBioWorld, y miembro del think tank neoconservador, el Instituto Hoover.
http://www.agbioworld.org/experts/index.html

En una serie de artículos publicados por la revista Forbes, describe el estudio de Seralini como “fraudulento”, y denuncia a los “especuladores del miedo” de una “industria de la protesta financiada por intereses orgánicos”.

Este ataque vitriólico del que Jay Byrne es co-autor, lo que la revista tuvo que revelar, fue responsable de las comunicaciones [PR] virales de Monsanto (1997-2001).

El C.V. de Henry Miller es tan interesante porque es el “padre fundador” (1989-1994) de la regulación de los transgénicos en los EE.UU. en la FDA (Food and Drug Administration). Él es el arquitecto, junto al ex abogado de Monsanto Michael Taylor, del tristemente célebre “principio de equivalencia sustancial”, la piedra angular de la regulación de los organismos genéticamente modificados (OGM) en todo el mundo.

Conflictos de intereses ocultos

Otra táctica sorprendente entre los críticos de Seralini es la de disimular su relación con la industria y sistemáticamente se presentan como científicos de universidades o centros de investigación.

Esto se aplica a Anthony Trewavas y Chassy Bruce, expertos en biología y en OGM en AgBioWorld, autores además de una carta exigiendo a la revista Food and Chemical Toxicology la retirada del artículo de Seralini.

Presentándose como Profesor Emérito de Seguridad Alimentaria de la Universidad de Illinois, Chassy es un lobista que participó en la redacción de un documento de Dow Chemicals, otro gigante de la biotecnología, que tenía el fin de simplificar o eliminar las regulaciones de seguridad alimentaria de los OMG. Él es también el autor principal, junto a un empleado de Monsanto, de dos informes [2004, 2008] de política de regulación de los OGM para el International Life Sciences Institute (ILSI), el lobby principal de la industria alimentaria.

Hay que tener en cuenta que dos líderes del Panel de los OGM de la Agencia Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA), Harry A. Kuiper, ex presidente de esta durante casi diez años (2003-2012) y Gijs A. Kleter, actual vice-presidente, aparecen en estos documentos estratégicos del ILSI, bajo la dirección de Chassy.

Por otra parte, mientras que tres de los redactores de la carta [a la revista] especifican abiertamente su relación contractual con Monsanto, el Dr. Andrew Cockburn se presenta modestamente como un toxicólogo de la Universidad de Newcastle. Sin embargo, hasta 2003, el Sr. Cockburn fue director científico de Monsanto Europa / África antes de la creación de su lobby Toxico-Logical Consulting Ltd.

Y puesto que el mundo es pequeño, el Dr. Cockburn es también el director del grupo de trabajo de expertos sobre el ILSI para la evaluación de alimentos que contengan nanomateriales.

Cabildeando por $ 13 mil millones

La letanía de conflictos de interés y las posiciones pro-biotecnología de las aproximadamente cincuenta críticas públicas para el estudio de Seralini podría continuar llenando páginas. Nos reunimos con representantes de las organizaciones indígenas que promueven el comercio en biotecnología, otros que quieren acabar con el hambre mundial a base raciones de organismos genéticamente modificados, o con especialistas en comunicaciones pro-OGM (la tribu de David), y grupos de presión que trabajan entre São Paulo, Washington y Bruselas, el triángulo de oro de los OGM …

Un mundo cerrado, vestido con el ropaje de la ciencia; la estrategia de marketing bien aliñada de una industria de semillas transgénicas que cosechó 13 mil millones de dólares en el 2011 – todos estos puestos que se ha visto afectados por el estudio de Seralini. Queda por ver si la revista Food and Chemical Toxicology puede resistir el peso del lobby que está decidido a enterrar el estudio Seralini.

_____________________________________________

Frédérique Baudouin | criigen.org
Traducción al castellano de JM | Disiciencia

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: