La muerte de Bin Laden no significa el cierre del caso 9/11.


Bin Laden fue declarado el autor intelectual del evento 9/11 un par de horas después de que el primer avión golpeó la primera torre. Se le acusó de inmediato de ser el responsable por la administración Bush y los medios de comunicación. Los EE.UU. y el mundo lo culpó y se convirtió en el hombre más temido y odiado del mundo. Esto a pesar del hecho de que declaró públicamente que él no estaba detrás de los ataques, según informaba la cadena CNN el 17 de septiembre de 2001.

Osama Bin Laden no es sólo un hombre. Es un símbolo. Un villano. La cara oscura que viene a la mente cuando recordamos el 9/11. Su muerte o captura significó venganza para muchas personas durante casi una década. Las personas que todavía están tratando de olvidarse de ello en la actualidad.

Pero, si la muerte de Bin Laden significa el cierre, entonces Bin Laden no está muerto porque el caso del 9/11 no está cerrado.

La muerte de Bin Laden no puede terminar con el hecho de que los dos rascacielos se desplomaron en el suelo en aproximadamente 10 segundos cada uno y que los dos, no sabemos cómo, encontraron la energía para pulverizar 90.000 toneladas de hormigón. La gente se olvida de que 90.000 toneladas de hormigón se convirtieron en fino polvo ese día y que no sólo es imposible que esto suceda a causa de la quema del combustible jet, sino que va en contra de todas las leyes de la física. Las Torres Gemelas se derrumbaron a una velocidad cercana a la aceleración de caída libre (demasiado rápido), siguiendo el camino de mayor resistencia (hacia el centro). 110 pisos cada uno y no encontraron resistencia hasta el suelo. Nada. Todo se pulverizó dejando el bajo Manhattan con una capa de polvo y escombros. Las leyes de la física no se toman un descanso como por arte de magia por el hecho de que un avión choque contra una torre.

La muerte de Bin Laden no puede explicar que se encontraran  piscinas de metal fundido debajo de la zona cero tras el derrumbe de las torres. Este metal fundido ardió durante semanas. Si usted se imagina qué clase de fuerza fue capaz de pulverizar las torres en polvo y dejar una imposible piscina de metal fundido detrás, está empezando a sentirse como Alice mirando el agujero del conejo a una distancia relativamente segura. Pero una vez que se entera de que el gobierno de EE.UU. ha tratado de ocultar estos charcos de metal derretido simplemente negando su existencia, entonces usted sabe que algo anda mal y que a pesar de que la madriguera del conejo podría estar llena de sorpresas, hay que mirar en ella.

La muerte de Bin Laden no explicará jamás por qué el Edificio World Trade Center # 7 se derrumbó sobre sí mismo a una aceleración de caída libre de 5:20 PM. El acero de primera que enmarcaba la construcción colapsó debido al fuego (razón oficial). Lo hizo con demasiada rapidez y de nuevo, siguiendo el camino de mayor resistencia, su propio centro. La física no lo permite.

La muerte de Bin Laden no puede terminar con el hecho de que los científicos encontraron importantes cantidades de nanotermita, un avanzado explosivo incendiario militar, en las muestras de polvo del WTC. Pero las autoridades no han investigado esto. Unignited, de grado militar, chips incendiarios modificados a nano-escala encontrados en el polvo del WTC. ¿Hay que investigar esto?

La muerte de Bin Laden no puede terminar con el hecho de que el gobierno de EE.UU. sigue ocultando las cintas de video del avión estrellándose contra el Pentágono. ¿Por qué no quieren que veamos lo que pasó? ¿Y por qué ni la gente ni medios los piden? ¿No tenemos la mínima curiosidad de ver lo que pasó y confirmar la versión oficial de la Comisión 9/11? ¿O simplemente estamos cómodos con la propaganda oficial? Pero después de todo, ¿por qué nos lo iban a enseñar? Hemos demostrado, desde hace casi 10 años, que somos capaces de aceptar las teorías oficiales sin pruebas sustanciales y suficientes para meternos en una guerra con uno de los países más pobres del mundo.

Si tu lema es la “ignorancia da la felicidad”, entonces  podrías tener una razón para sentirse en paz con todo esto.

Pero si tienes sólo una pequeña cantidad de curiosidad dentro de ti y sientes que sería importante dar respuesta a las cientos de preguntas sin respuesta sobre los trágicos acontecimientos del 9/11, entonces sabes que no se puede hacer justicia alegando la muerte de alguien. Si, además, buscas justicia por dos guerras que mataron a más de un millón de personas, por el establecimiento (y la tolerancia) de técnicas de tortura mejoradas, y por la pérdida de las libertades civiles debido a la Ley Patriota y otros proyectos de ley que los congresistas apenas leyeron antes de aprobarlas, entonces para ti, “Bin Laden” está lejos de haber muerto.

World911Truth.org | May 11, 2011

 .

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Comments

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: