¿Dónde está el experimento de control en el “aislamiento” del VIH?


Una aparente falta de control en el experimento sobre el VIH / SIDA.

Parece que tuvieron una omisión crucial en el control del experimento en 1983, cuando el equipo  del Instituto Pasteur de París publicó su informe histórico sobre el supuesto “aislamiento” del VIH (LAV) (1).

El problema es como sigue:

El aislamiento del VIH (LAV) fue  reivindicado sobre la base de observaciones hechas a partir de cultivos complejos, células mixtas de diferentes orígenes, hiperestimulados por la PHA y TCGF. Los cultivos fueron suplementados con linfocitos  humanos aislados de sangre de cordón umbilical, y el documento fue ilustrado con una excelente microscopía electrónica  (EM), sin duda, que muestra imágenes típicas de partículas de retrovirus brotando desde la superficie de un linfocito infectado. Esta célula infectada e ilustrada fué identificada por los autores del trabajo como un linfocito sanguíneo del cordón. Sin embargo, los autores interpretan esta imagen como evidencia de la infección de estos linfocitos por un retrovirus exógeno, presumiblemente con origen en el ganglio linfático de un paciente pre-SIDA.

Más importante aún, esta interpretación ha sido uno de los elementos clave que conducen a los autores a afirmar el éxito en tener “aislado” el VIH (LAV).

Sin embargo, es bien sabido, desde hace casi 30 años, que el ser humano es el reservorio más llamativo de retovirus endógenos humanos (HERV). La evidencia EM para el presencia de retovirus en placenta humana fue claramente demostrada por Sandra Panem en 1978 (2), es decir, 5 años antes de que el grupo de Pasteur publicara su histórico papel (1). La placenta humana es muy rica en  retrovirus endógenos, y tenemos todas las razones para creer que los linfocitos de la sangre del cordón llevan por defecto estos retrovirus endógenos.

Además, está bien establecido que los retrovirus endógenos humanos (HERV) pueden ser forzados, bajo la influencia de diversos factores de crecimiento, a que se expresen como partículas virales completas, incipientemente en las superficies celulares (3).

¿Cómo podemos excluir, por tanto, que la imagen EM publicada por el grupo de Pasteur en 1983 (1) simplemente demuestra la activación de retrovirus endógenos en linfocitos de la sangre del cordón, y no que de cualquier manera demuestra una infección exógena de estos linfocitos del material del paciente con SIDA?

¿Puede algún lector del BMJ ayudar a identificar un laboratorio donde se podría, de forma sencilla y barata, controlar el experimento que obviamente falta?

El experimento sería tan simple como esto:

1) Aislar linfocitos de sangre del cordón umbilical humano,

2) Colocar estos linfocitos en cultivos celulares, la exposición de las células exactamente a los mismos factores de crecimiento (PHA y
TCGF) a los utilizados en los experimentos de 1983, en ausencia de cualesquiera otros elementos celulares;

3) Preparación de estos linfocitos secuencialmente, para microscopia electrónica de transmisión;

4) Buscar, por EM,  las nuevas partículas retrovirales en la superficie de estos linfocitos cultivados.

Personalmente, estoy convencido de que si se obtienen resultados positivos (es decir, retrovirus sobre linfocitos de sangre del cordón estimulados en material de paciente con ausencia total de SIDA), una reevaluación profunda del  papel de 1983 del equipo de Pasteur será imperativamente necesaria.

Yo sería feliz de contribuir como asesor y como microscopista electrónico, en cualquier momento y en cualquier lugar.

Etienne de Harven, MD
Emerit Prof (Pathology) University of Toronto,
06530 Saint Cézaire sur Siagne, France
E-mail: <pitou.deharven@wanadoo.fr>

Referencias:

1)Barré-Sinoussi F, Chermann JC, Rey F, Nugeyre MT, Chamaret S, Gruest J, Dauguet C, Axler-Blin C, Vézinet-Brun F, Rouzioux C, Rozenbaum W, Montagnier L. Isolation of a T-lymphotropic retrovirus from a patient at risk for acqueired immune deficiency syndromed (AIDS). Science 220, 20 May 1983, pp 868-871.

2) Panem S. C type virus expression in the placenta. Curr Top Pathol 1979; 66:175-189.

3) Löwer R. et al. The virus in all of us: characteristics and biological significance of endogenous retrovirus sequences<<<; proc Natl Acad Sci USA 1996; 93 : 5177-518

Conflicto de intereses: Ninguno
14 March 2004
Fuente: British Medical Journal

Imagen tomada de Isolation of a T-lymphotropic retrovirus from a patient at risk for acquired immune deficiency syndrome (AIDS).Science. 1983

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: