Wall Street y el ascenso de Hitler.


Extracto de Wall Street y el ascenso de Hitler, de Antony C. Sutton.


Standard Oil alimenta la Segunda Guerra Mundial

En dos años Alemania estará fabricando bastante petróleo y gasolina de carbón suave para una larga guerra. Standard Oil de Nueva York está proveyendo millones de dólares para ayudarla. (Informe del agregado comercial, Embajada americana en Berlín, Alemania, enero 1933, para el Departamento de Estado en Washington, DC)

El grupo de compañías Standard Oil del que la familia Rockefeller poseyó un cuarto (controlante) del capital,[1] fue de ayuda crítica ayudando a Alemania nazi a prepararse para la Segunda Guerra Mundial. Esta ayuda en preparación militar ocurrió porque los suministros relativamente insignificantes de Alemania de petróleo crudo eran bastante insuficientes para la guerra mecanizada moderna; en 1934 por ejemplo, casi 85 por ciento de los productos de petróleo alemán terminaron siendo importados. La solución adoptada por Alemania nazi era fabricar gasolina sintética de sus abundantes suministros de carbón doméstico. Fueron los procesos de hidrogenación para producir gasolina sintética y propiedades de iso-octano en gasolina que le permitieron a Alemania ir a la guerra en 1940 – y este proceso de hidrogenación desarrollado y financiado por los laboratorios de Standard Oil en los Estados Unidos en sociedad con IG Farben.

La evidencia presentada a los Comités de Truman, Bone y Kilgore después de la Segunda Guerra Mundial confirmó que Standard Oil hubo al mismo tiempo

“puesto en serio peligro los preparativos de guerra de los Estados Unidos”.[2]

La evidencia documental se presentó a los tres comités del congreso que, antes de la Segunda Guerra Mundial, Standard Oil había estado de acuerdo con IG Farben, en el llamado acuerdo de Jasco, que el caucho sintético estaba dentro de la esfera de influencia de Farben, mientras Standard Oil sólo tendría un monopolio absoluto en EEUU si y cuando Farben permitió el desarrollo de caucho sintético a tener lugar en EEUU:

De acuerdo con esto [concluyó el Comité Kilgore] Standard cumplió totalmente el propósito de IG de prevenir la producción de Estados Unidos disuadiendo a las compañías americanas de caucho de emprender la investigación independiente desarrollando procesos de caucho sintético.[3]

Lamentablemente, los comités del Congreso no exploraron un aspecto aun más ominoso de esta Colusión Standard Oil – IG Farben: que en este momento los directores de Standard Oil de New Jersey no sólo tenían estratégicas sociedades de guerra para IG Farben, sino tenían otros eslabones con la Alemania de Hitler – hasta en magnitud de contribuir, a través de las compañías subsidiarias alemanas, al fondo personal de Heinrich Himmler y con membresía en el Círculo de Amigos de Himmler tan tarde como 1944.

Durante la Segunda Guerra Mundial se acusó a Standard Oil de New Jersey de traición por esta alianza de pre-guerra con Farben, incluso mientras sus actividades de tiempo de guerra continuaron dentro del Círculo de Amigos de Himmler eran desconocidas. Las imputaciones de traición fueron negadas vehementemente a través de Standard Oil. Una de las más prominentes de estas defensas fue publicada por RT Haslam, director de Standard Oil de New Jersey, en The Petroleum Times (25 de diciembre de 1943), y titulada “Secretos convertidos en Poderosas Armas de Guerra través del Acuerdo de IG Farben”.[4] Éste fue un esfuerzo para volcar las mesas y presentar la colusión de pre-guerra como ventajosa a los Estados Unidos.

Cualquiera hayan sido las recolecciones de tiempo de guerra y la defensa apresurada de Standard Oil, las negociaciones y contratos de 1929 entre Standard e IG Farben se informaron en la prensa contemporánea y describen los acuerdos y su intento entre Standard Oil de New Jersey e IG Farben. En abril 1929 Walter C. Teagle, presidente de Standard Oil de New Jersey, se hizo director del American IG Farben recientemente organizado. No porque Teagle estaba interesado en la industria química sino porque;

en algunos pasados años disfrutó una muy cercana relación con ciertas ramas de trabajo de investigación del IG Farben Industrie que lleva estrechamente a la industria de petróleo.[5]

Fue anunciado por Teagle que el trabajo de investigación conjunta en la producción de petróleo de carbón se había continuado durante algún tiempo y que sería establecido un laboratorio de investigación para este trabajo en Estados Unidos[6]. En noviembre 1929 esta compañía de investigación poseída conjuntamente por Standard – Farben se estableció bajo la gerencia de Standard Oil Company of New Jersey, y toda la investigación y patentes relacionadas a la producción de petróleo de carbón era poseída ambos, IG y Standard, en conjunto. Previamente, durante el periodo 1926-1929, las dos compañías habían cooperado en el desarrollo del proceso de hidrogenación, y se habían puesto plantas experimentales en funcionamiento en EEUU y Alemania. Fue propuesto ahora erigir nuevas plantas en el EEUU en Bayway, New Jersey y Baytown, Texas, además de la expansión de la planta experimental más temprana en Baton Rouge. Standard anunció:

… la importancia del nuevo contrato como aplicado a esta disposición del país en el hecho que hizo cierto que los procesos de hidrogenación se desarrollaría comercialmente en este país bajo la guía de los intereses americanos del petróleo[7].

En diciembre de 1929 fue organizada la nueva compañía – Standard IG Company -. FA Howard fue nombrado presidente, y sus directores alemanes y americanos se anunciaron como sigue: EM Clark, Walter Duisberg, Peter Hurll, R.A. Reidemann, HG Seidel, Otto von Schenck y Guy Wellman.

La mayoría de las acciones en la compañía de investigación fue poseída por Standard Oil. El trabajo técnico, el trabajo de desarrollo de proceso, y la construcción de las plantas de tres nuevos petróleo-de-carbón en los Estados Unidos se pusieron en manos de Standard Oil Development Company, la subsidiaria técnica de Standard Oil. Está claro de estos informes contemporáneos que el trabajo de desarrollo del carbón en petróleo fue emprendido por Standard Oil de New Jersey dentro de los Estados Unidos, en plantas de Standard Oil, con mayoría financiera y control por Standard. Los resultados de esta investigación se hicieron disponibles para IG Farben y se volvió la base para el desarrollo del programa de petróleo de-carbón de Hitler que hizo posible la Segunda Guerra Mundial.

El artículo de Haslam, escrito por el ex Profesor de Ingeniería Química en MIT (entonces vicepresidente de Standard Oil de New Jersey) sostuvo – contrariamente a estos hechos registrados – que Standard Oil era capaz, a través de sus acuerdos con Farben, de obtener tecnología alemana para los Estados Unidos. Haslam citó la fabricación de toluol y paratone (Op-panol), usada para estabilizar la viscosidad de petróleo, un material esencial para las operaciones en el desierto y de invierno de los tanques rusos, y caucho de buna. Sin embargo, este artículo, con sus erróneas demandas auto-justificadoras, encontró su camino al tiempo de guerra en Alemania y se volvió asunto “secreto” del Memorándum de IG Farben fechado el 6 de junio de 1944 del defensor de Nuremberg y luego funcionario de Farben von Knieriem para los funcionarios socios de Farben en la dirección. Este memorándum “Secreto” de von Knieriem puso esos hechos que Haslam evitó en su artículo de Petroleum Times. El memorándum era de hecho un resumen de por qué Standard estaba sin voluntad de revelar – es decir – al público americano, la contribución mayor hecha por Standard Oil de New Jersey a la máquina de guerra nazi. El memorándum Farben dicen que los acuerdos de Standard Oil eran completamente esenciales para IG Farben:

El cierre de un acuerdo con Standard era necesario por razones: técnicas, comerciales y financieras, porque la experiencia especializada que sólo estaba disponible en una gran compañía de petróleo era necesaria para el desarrollo extenso de nuestro proceso, y ninguna tal industria existió en Alemania; comercialmente, porque la ausencia de control económico estatal en Alemania en ese momento, IG tenía que evitar una lucha competitiva con los grandes poderes del petróleo que siempre vendieron la mejor gasolina al precio más bajo en mercados disputados; financieramente, porque IG que ya había gastado sumas extremadamente grandes para el desarrollo del proceso tenía que buscar alivio financiero para poder continuar el desarrollo en otros nuevos campos técnicos, como buna.[8]

El memorándum de Farben contestó entonces la pregunta clave: ¿Que hizo IG Farben adquirir de Standard Oil que era “vital para la conducta de guerra?” El memorándum examina esos productos citados por Haslam es decir -, iso-octano, tuluol, Oppanol-Paratone, y buna – y demuestra que contrario a la demanda pública de Standard Oil, su tecnología vino en gran parte de EEUU, no de Alemania. Sobre iso-octano el memorándum de Farben dice, en parte:

Por causa de sus décadas de trabajo en combustibles de motor, los americanos estaban delante de nosotros en su conocimiento de los requisitos de calidad que son requeridos por los usos diferentes de combustibles de motor. En particular ellos habían desarrollado, a gran costo, un número grande de métodos de probar gasolina para usos diferentes. Sobre la base de sus experimentos ellos habían reconocido el anti buna, calidad del golpe de iso-octano mucho antes de que ellos tuvieran algún conocimiento de nuestro proceso de hidrogenación. Esto está demostrado por el solo hecho que en combustibles de América se gradúa en números de octano, y se entró en iso-octano como el combustible mejor con el número 100. Todo este conocimiento se volvió naturalmente nuestro como resultado del acuerdo que nos salvó de mucho esfuerzo y nos protegió contra muchos errores.

IG Farben agrega que la demanda de Haslam que la producción de iso-octano se conoció sólo en América a través del proceso de hidrogenación Farben no era correcta:

Sobre todo en el caso de iso-octano, se muestra que nosotros les debemos mucho a los americanos porque en nuestro propio trabajo nosotros pudiéramos utilizar ampliamente información americana sobre la conducta de combustibles en motores. Es más, nosotros también nos mantenemos actualmente informados por los americanos en el progreso de su proceso de la producción y su desarrollo extenso.

Poco antes de la guerra, un nuevo método para producción de iso-octano se encontró en América – alkylation con isomerización como un paso preliminar. Este proceso que Mr. Haslain no menciona en absoluto, originado de hecho totalmente con los americanos y se ha hecho conocido en detalle para nosotros en sus fases separadas a través de nuestros acuerdos con ellos, y está siendo usando muy extensivamente por nosotros.

En toluol, IG Farben apunta a una verdadera inexactitud en el artículo de Haslam: el toluol no fue producido por hidrogenación en EEUU es dicho por el Profesor Haslam[9]. En el caso de Oppanol, el memorándum IG llama a la información de Haslam “incompleta” y hasta ahora como caucho de buna está interesado: “nosotros nunca les dimos información técnica a los americanos, ni hizo a la cooperación técnica tomar lugar en el campo de la buna”. Más importante, el memorándum de Farben sigue para describir algunos productos no citados por Haslam en su artículo:

Como consecuencia de nuestros contratos con los americanos, nosotros recibimos de ellos, por encima del acuerdo, muchas muy valiosas contribuciones para la síntesis y mejora de combustibles de motor y los aceites lubrificantes que sólo ahora durante la guerra son muy útiles para nosotros; y nosotros también recibimos otras ventajas de ellos. Principalmente, lo siguiente puede mencionarse:

(1) sobre todo, mejora de combustibles a través de la suma de tetraetil-plomo y la fabrica de este producto. No necesita ser mencionado sobre todo que sin tetraetilo-plomo los métodos presentes de guerra serían imposibles. El hecho que desde el principio de la guerra nosotros pudiéramos producir el tetraetil-plomo es completamente debido a las circunstancias que, poco antes, los americanos nos habían presentado con los planes de la producción, completos con su conocimiento. Era, es más, la primera vez que los americanos decidieron dar una licencia en este proceso en un país extranjero (además de la comunicación de secretos no protegidos) y esto sólo en nuestras demandas urgentes a Standard Oil para cumplir nuestro deseo. Contractualmente nosotros no podríamos exigirlo, y nosotros averiguamos después que el Departamento de Guerra en Washington sólo dio su permiso después de larga deliberación.

(2) la conversión de bajo-molecular no saturados en gasolina utilizable (polimerización). Mucho trabajo en este campo se ha hecho aquí así como en América. Pero los americanos fueron los primeros en llevar a cabo el proceso en gran escala que también nos sugirió desarrollar el proceso en una escala técnica grande. Pero por encima de eso, las plantas construidas según los procesos americanos están funcionando en Alemania.

(3) también en el campo de petróleos lubricantes, Alemania a través del contrato con América, conoció la experiencia que es extremadamente importante para la guerra del día presente. En esta conexión, nosotros obtuvimos no sólo la experiencia de Standard, sino, a través de la Standard, también las experiencias de General Motors y otras grandes compañías americanas de motores.

(4) como un ejemplo notable extenso de efecto ventajoso para nosotros del contrato entre IG y Standard Oil, debe mencionarse lo siguiente: en los años 1934 / 1935 nuestro gobierno tenía el más grande interés recogiendo en el extranjero una acción de productos de petróleo mineral especialmente valiosos (en particular, gasolina de aviación y aceite lubrificante de aviación), y teniéndolo en reserva en una cantidad casi igual a 20 millones de dólares a valor del mercado. El Gobierno alemán le preguntó a IG si era posible, en la base o por relaciones amistosas con Standard Oil, comprar esta cantidad en nombre de Farben; realmente, sin embargo, como fideicomisario del Gobierno alemán. El hecho que nosotros realmente tuvimos éxito por medio de las negociaciones más difíciles comprando la cantidad deseada por nuestro gobierno de la Compañía americana Standard Oil y el grupo Dutch – English Royal – Dutch – Shell y transportándolo a Alemania, sólo se hizo posible a través de la ayuda de la Cía. Standard Oil



Etilo-plomo para el Wehrmacht

Otro ejemplo prominente de ayuda de Standard Oil a Alemania nazi – en cooperación con General Motors – fue como abastecedora de etilo plomo. El fluido de etilo es un compuesto de anti-golpe usado en aviación y combustibles de automóvil para eliminar el golpe, y para mejorar la eficacia del artefacto; sin tal anti-golpe los componentes de la guerra móvil moderna sería imprácticos.

En 1924 se formó en la ciudad de Nueva York Ethyl Gasoline Corporation, conjuntamente poseída por Standard Oil de New Jersey Company y General Motors Corporation, para controlar y utilizar las patentes americanas para fabricar y distribuir el tetraetil plomo y fluido de etilo en EEUU y en el extranjero. Para 1935 la fabricación de estos productos sólo se emprendió en los Estados Unidos.

La Ethyl Gasoline Corporation transfirió su capacidad a Alemania para el uso en 1935 al programa del rearme Nazi. Este traslado se emprendió sobre las protestas del Gobierno americano. La intención de Ethyl al transferir su tecnología anti-golpe a Alemania nazi vino a la atención del Army Air Corps en Washington, DC, el 15 de diciembre, 1934, EW Webb, presidente de Ethyl Gasoline, fue aconsejado que Washington había sabido de la intención de “formar una compañía alemana con IG para fabricar etilo plomo en ese país.” El Departamento de Guerra indicó que había crítica considerable de este traslado tecnológico que puede “tener las más graves repercusiones” para EEUU; que la demanda comercial para etilo plomo en Alemania era demasiado pequeña para ser de interés; y

… se ha dicho que Alemania se está armando en secreto [y] el etilo plomo sería indudablemente una valiosa ayuda para aeroplanos militares.[10]

Ethyl Company fue aconsejada entonces por Army Air Corps que

“bajo ninguna condición si usted o la Mesa de Directores de la Ethyl Gasoline Corporation deben descubrir cualquier secreto o ‘capacidad ‘ en relación con la fábrica de tetraetil plomo para Alemania[11].

El 12 de enero, 1935 Webb mandó por correo al Jefe del Army Air Corps una “Declaración de Hechos”, qué era en efecto un rechazo que se transmitiría cualquier conocimiento técnico; él ofreció insertar tal cláusula en el contrato para cuidarse contra cualquier traslado así. Sin embargo, contrariamente a su prenda al Army Air Corps, Ethyl firmó seguidamente un acuerdo de producción conjunta con IG Farben en Alemania para formar Ethyl G.m.b.H. y con Montecatini en Italia fascista para el mismo propósito.

Merece la pena notar que los directores de Ethyl Gasoline Corporation en el momento de la transferencia eran[12]: EW Webb, presidente y director; CF Kettering; RP Russell; WC Teagle, de Standard Oil of New Jersey y fideicomisario de Georgia Warm Springs Foundation de FDR; FA Howard; EM Clark, Standard Oil of New Jersey; AP Sloan, Jr.; D Brown; JT Smith; y WS Parish of Standard Oil of New Jersey.

Los archivos de IG Farben capturados al final de la guerra confirman la importancia de este particular traslado técnico para el Wehrmacht alemán:

Desde el principio de la guerra nosotros hemos estado en posición de producir tetraetil plomo solamente porque, poco antes del inicio de la guerra, los americanos habían establecido para nosotros plantas listas para la producción y nos habían proporcionado con toda la experiencia disponible. De esta manera nosotros no necesitamos realizar el trabajo difícil de desarrollo porque nosotros pudimos empezar la producción enseguida sobre la base de toda la experiencia que los americanos habían tenido por años.[13]

En 1938, sólo antes de la erupción de guerra en Europa, la Luftwaffe alemana tenía un requisito urgente para 500 toneladas de tetraetil plomo. Ethyl fue aconsejada por un funcionario de DuPont que tales cantidades de etilo serían usadas por Alemania para propósitos militares.[14] Estas 500 toneladas fueron prestadas por Ethyl Export Corporation of New York a Ethyl G.m.b.H. de Alemania, en una transacción colocada por el Ministerio del Aire Reich con el director de IG Farben Mueller-Cunradi. La seguridad colateral se colocó en una carta datada el 21 de septiembre de 1938 – [15] a través de Brown Brothers, Harriman & Co. de Nueva York.

Standard Oil de New Jersey y el Caucho Sintético

El traslado de tecnología de etilo para la máquina de guerra nazi se repitió en el caso de caucho sintético. No hay ninguna cuestión que la capacidad del Wehrmacht alemán para combatir la Segunda Guerra Mundial dependía del caucho sintético – así como el petróleo sintético – porque Alemania no tiene ningún caucho natural, y la guerra habría sido imposible sin la producción de caucho sintético de Farben. Farben tenía un monopolio virtual de este campo y el programa para producir tal requisito de cantidades grande fue financiado por el Reich:

El volumen de producción planeada en este campo estaba por lejos más allá de las necesidades de la economía en período de paz. Los grandes costos involucrados sólo eran consistentes con consideraciones militares en que la necesidad por la autosuficiencia sin tener en cuenta el costo era decisiva. [16]

Como en la transfiere de tecnología de etilo, Standard Oil de New Jersey estaba íntimamente asociado con el caucho sintético de IG Farben. Una serie de acuerdos conjuntos de cartel se hizo a fines de los 1920s apuntados a un monopolio conjunto mundial de caucho sintético. El Cuatro Plan del Año de Hitler entró en efecto en 1937 y en 1938 Standard proporcionó a IG Farben con su nuevo proceso de caucho de butyl. Por otro lado la Standard mantuvo secreto los procesos alemanes de buna dentro de los Estados Unidos y no fue hasta junio de 1940 que se permitió a Firestone y US Rubber participar probando butyl y se concedieron licencias industriales a la buna. Incluso entonces Standard intentó que el Gobierno americano financiara un programa buna de gran potencia – reservando sus propios fondos para el más prometedor proceso butyl.[17]

Por consiguiente, la ayuda Standard en Alemania nazi no estaba limitada al aceite de carbón, aunque éste era el traslado más importante. No sólo fue transferido el proceso para tetraetil a IG Farben y una planta construida en Alemania poseída en conjunto por IG, General Motors y las subsidiarias Standard; sino tan tarde como la subsidiaria alemana de 1939 Standard diseñó una planta alemana para gasolina de aviación. El tetraetil se envió sobre una base de la emergencia para el Wehrmacht y la ayuda mayor se dio en la producción de caucho del butyl, mientras tenía en secreto en EEUU el proceso Farben para la buna. En otras palabras, Standard Oil de New Jersey (primero bajo el presidente WC Teagle y luego bajo WS Farish) de forma consistente ayudó a la máquina de guerra nazi mientras se negó a ayudar los Estados Unidos.

Esta sucesión de eventos no era un accidente. El Presidente WS Farish sostuvo que no haberle concedido tal ayuda técnica al Wehrmacht “… habría sido injustificado”.[18] La ayuda era conocida, por más de una década, y era tan el sustantiva que sin ella el Wehrmacht no podría ir a la guerra en 1939.



Deutsche-Amerikanische Petroleum A.G. (DAPAG)

La subsidiaria de Standard Oil en Alemania, Deutsche -Amerikanische Petroleum AG (DAPAG), era 94% poseída por Standard Oil de New Jersey. DAPAG tenía sucursales a lo largo de Alemania, una refinería en Bremen, y una oficina de cabecera en Hamburgo. A través de DAPAG, se representó a Standard Oil de New Jersey en los círculos internos del nazismo – el Keppler Circle y el Círculo de Amigos de Himmler. El Director de DAPAG era Karl Lindemann, también presidente de la Cámara Internacional de Comercio en Alemania, así como director de varios bancos, incluso el Dresdner Bank, el Reichsbank Alemán, y el banco privado orientado nazi de C. Melchior & Company, y numerosas corporaciones incluso el HAPAG (Hamburg-Amerika Line). Lindemann era tan tarde como 1944 un miembro del Círculo de Amigos de Keppler y así dio un representante al Standard Oil de New Jersey al mismo centro de nazismo. Otro miembro de la mesa de DAPAG era Emil Helfrich que era un miembro original del Círculo de Keppler.

En suma, Standard Oil de New Jersey tuvo totalmente dos miembros del Keppler Circle como directores de su subsidiaria alemana. Los pagos al Círculo de la Standard Oil a la compañía subsidiaria, y de Lindemann y Helffrich como directores individuales, continuaron hasta 1944, el año antes del fin de la Guerra Mundial II.[19]

_________________________________________________________

[1] In 1935, John D. Rockefeller, Jr. owned stock valued at $245 million in Standard Oil of New Jersey, Standard Oil of California, and Socony-Vacuun Company, New York Times, January 10, 1935.

[2] Elimination of German Resources, op cit., p. 1085.

[3] Ibid.

[4] NMT, IG Farben case, p. 1304.

[5] New York Times, April 28, 1929.

[6] Ibid.

[7] Ibid, November 24, 1929.

[8] NMT, IG Farben case, Volumes VII and VIII, pp. 1304-1311,

[9] See letter from U.S. War Department reproduced as Appendix D

[10] United States Congress. Senate. Hearings before a subcommittee of the Committee on Military Affairs. Scientific and Technical Mobilization, (78th Congress, 1st session, S. 702), Part 16, (Washington: Government Printing Office, 1944), p. 939. Hereafter cited as Scientific and Technical Mobilization.

[11] Ibid.

[12] Oil and Petroleum Yearbook, 1938, p. 89.

[13] 13 New York Times, October 19, 1945, p. 9.

[14] George W. Stocking & Myron W. Watkins, Cartels in Action, (New York: The Twentieth Century Fund, 1946), p. 9.

[15] 15 For original documents see NMT, IG Farben case, Volume VIII, pp. 1189-94.

[16] 16 NMT, IG Farben case, Volume VIII, p. 1264-5.

[17] Scientific and Technical Mobilization, p. 543.

[18] Robert Engler, The Politics of Oil, (New York: The MacMillan Company, 1961), p. 102.

[19] See Chapter Nine for details.

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: