Energía del vacío.


Francisco Javier Hernández Betancourt, José Luis López Bonilla,
Escuela Superior de Ingeniería Mecánica y Eléctrica,
Instituto Politécnico Nacional, México DF
E-mail: jlopezb@ipn.mx

“Es característico de descubrimientos fundamentales, de grandes logros del intelecto, que ellos mantengan un indisminuible poder en la imaginación del pensador. El memorable experimento de Faraday con un disco giratorio entre los polos de un imán, que ha estado en nuestra vida diaria (los dinamos y motores de hoy en día) desde hace tiempo dando frutos tan magníficos, y que, sin embargo, hay ciertas características en este principio que aún nos siguen sorprendiendo, por lo que merecen un estudio más cuidadoso.”

– Nikola Tesla, 1891.

En la actualidad existen diversas preocupaciones a nivel mundial, la obtención de energías no es la excepción, más bien es una de las principales, a tal grado que son muchas las empresas y gobiernos quienes se han preocupado por encontrar formas alternativas de obtención de energías como la nuclear obtenida a partir del hidrógeno y muy recientemente se ha mostrado la posibilidad de lograr energía de lo que aún conocemos como espacio vacío [1].

Esto parece una competencia por ganar el control de la vida humana pues es bien sabido que es de vasta importancia contar con energía para nuestras múltiples actividades. Las preguntas que quedan en el aire son, ¿será justo pasar por alto la Naturaleza de nuestro planeta?

A últimas fechas, fuimos testigos de una de las más descaradas formas de obtener energía (el petróleo). ¿Por cuánto más el hombre pasará sobre sí mismo con tal de conseguir energía? ¿Cuántas más guerras habrán por el petróleo?

La Tierra se ha desgastado ya bastante a capricho del hombre, entonces ¿Por qué no probar otras formas de obtención de energía que investigadores de antaño han propuesto? Tal es el caso de Nikola Tesla, Paramahansa Tewari, Shiuji Inomata y Bruce De Palma que es pionero de una de las más controversiales y discutidas formas de generación de energía eléctrica. Su teoría se basa en la generación de energía a partir del espacio que nos rodea, por eso se le conoce como “energía libre” [2,3].

Bruce De Palma estudió en la Universidad de Harvard y fue profesor de Física durante 15 años en el Instituto Tecnológico de Massachussets. De Palma desarrolló un prototipo de un aparato capaz de capturar la energía espacial [4]. La comprobación de su principio fue hecha cuando una gran N-Máquina fue construida en Sta. Barbara, Calif. en 1978. Esta máquina de nombre “Sunburst”, fue probada por el Dr. Robert Kincheloe, Profesor Emérito de Ingeniería Eléctrica en la Universidad de Stanford [5].

Estos aparatos son conocidos como N-máquinas o SPG por sus siglas en Inglés (Space Power Generator) y consisten en un disco imantado que gira a una gran velocidad, el cual es capaz de romper con una simetría espacial, es decir, se crea una distorsión ó asimetría espacial, y en tal momento la energía espacial es liberada y capturada por este dispositivo. Lo asombroso de esta versión de la máquina es que puede generar hasta 5 veces más la energía que consume [6]. Esto por supuesto parece contradecir las leyes de la Física actual, como la ley de la conservación de energía puesto que ésta dice que la energía de salida no puede ser mayor que la de entrada.

No se pude entender, mucho menos explicar esta aparente violación de la ley de la conservación de energía bajo la óptica de la Física actual, por eso es necesario voltear hacia una de las cuestiones propuestas por De Palma, después de observar el experimento de Faraday, y encontrarse con el fenómeno de la resistencia al movimiento que se observa al hacer fluir la corriente a través de un circuito eléctrico, (ley de Lenz), entonces, ¿Es la ley de Lenz una concomitancia o una consecuencia de la producción de la energía eléctrica?. Y es aquí donde no es posible seguir sin un modelo del Universo, tal como Tewari lo ha reconocido [7,8]. Tal modelo puede ser representado por una especie de anillo con vórtice, en el cual el espacio y el tiempo son perpendiculares entre sí. El flujo de la energía del tiempo energiza a nuestro Universo. Esto es, por lo que un imán tiene la propiedad de concentrar la energía del tiempo, y es por eso que el imán al igual que el giroscopio, mantienen su orientación sin necesidad de una fuente externa. Estamos familiarizados con el proceso de transmisión y recepción de energía eléctrica por medio de la estructura resonante conocida como antena. Una antena para la recepción de la energía del universo debería ser un modelo del mismo Universo, y la estructura que sugiere De Palma es el disco de una pieza de Faraday o generador Homopolar de Faraday.

En la India existe un Programa para la generación de energía eléctrica del espacio, SPG, desde 1978. Paramahansa Tewari, ejecutivo de Proyectos Nucleares de ese país había desarrollado una teoría de la materia y la energía, la cual mostró la obtención de energía del vacío [9]. Habiendo él recibido los resultados del experimento de la “Sunburst” instituyó un Programa para el desarrollo práctico de SPG de uso general.

El fenómeno de la extracción de energía eléctrica del espacio, tiene una explicación basada en la re-interpretación del magnetismo. Hasta ahora se ha creído que el campo magnético viene del imán. El fenómeno del campo magnético también se puede explicar con la aceptación de un Campo Eléctrico Primordial [10], el cual en primer orden es uniforme y homogéneo. La alta condición anisotrópica del imán, si éste es permanente, o la condición creada por el paso de una corriente eléctrica a través de un solenoide causa una distorsión del campo espacial isotrópico a la cual conocemos como magnetismo. La N-máquina representa una configuración donde dos formas de distorsión espacial son utilizadas para la obtención de energía eléctrica del campo espacial homogéneo e isotrópico. En primer lugar existe la distorsión espacial creada por la anisotropía del magneto y superpuesto a esto está la reacción espacial al campo de la fuerza centrípeta producida por la rotación axial del disco imantado.

Toda esta nueva percepción de lo que existe y no se ve, hace pensar en una recapitulación de las teorías que ahora prevalecen y que han creado leyes, las cuales han alimentado la interpretación y el entendimiento de los fenómenos físicos, por lo cual aceptamos o negamos lo que vemos. Es coherente que ingenieros e investigadores rechacen científicamente esta nueva visión de nuestro entorno. El tiempo nos mostrará si estas nuevas percepciones son correctas o sólo una de las tantas deformaciones de nuestra imaginación. Mientras tanto, las fuentes naturales que nuestro bello Planeta nos ha dejado a la vista se están agotando. La investigación por encontrar fuentes alternativas no debe ser parte de intereses de grandes emporios, es nuestra vida la que está en juego. La manipulación de lo que no es tan ético pero sí remunerado debe ser abolido. No hay más tiempo, las grandes cantidades de dinero que están siendo necesarias para salvar una industria que ha quedado en otros tiempos, merecieran un mejor aprovechamiento. Las investigaciones en fuentes alternativas de obtención de energía eléctrica como lo es la “Energía Libre”, pudiera ser una de las más provechosas. Si esta teoría no se desmiente, nunca sabremos si nos hemos equivocado.

“La Tecnología del Vacío es la tecnología del Futuro”
T.D. Lee, Premio Nóbel de Física.

REFERENCIAS.

[1]. R. Castillo Pérez. ¿Energía del Vacío? “La energía del Vacío y Efecto Casimir”. Conversus-IPN, Feb. 2003, México D.F.

[2]. B. De Palma, “On the Possibility of Extraction of Electrical Energy directly from Space”. Speculations in Science and Technology. Vol 14, Sept. 1990.

[3]. J.H. Caltenco, J.L. López Bonilla, R. Peña Rivero. “N-máquinas, Energía Libre y Potencial de Lanczos” Conversus-IPN, Oct. 2001, México D.F.

[4]. B. De Palma, “Initial Testing Report of De Palma N-1 Electrical Generator”. Magnet in your Future. Vol. 3, No. 8, Aug. 1988.

[5].R. Kincheloe, Homopolar “Free Energy” Generator Test, presented at 1986 Meeting of The Society for Scientific Exploration, San Francisco, Cal., June 1986.

[6]. P. Tewari, “Space Power Generation”, Magnet in your Future. Vol. 6, No. 8 Aug. 1992.

[7]. B. De Palma, “On The Nature of Electrical Induction”. 28 July 1993, Nova Astronautic,vol.14, No.59. 28 July 1994; Magnets, vol. 7, No. 8, Aug. 1993; New Energy News, vol. 1, No. 6, Oct. 1993.

[8]. P. Tewari, Beyond Matter; Printwell Publications, Aligarh, India, 1984.

[9]. P. Tewari, “Generation of Cosmic Energy and Matter from Absolute Space (Vacuum)”; Proc.of the International Symposium on New Energy, Denver, Colorado, USA, April 16-18, 1993.

[10]. B. De Palma , “Magnetism as a Distortion of pre-Existent Primordial Energy Field and the Possibility of Extraction of Electrical Energy Directly from Space”; Proc. of the 26th. Intersociety Energy Conversion Engineering Conference, (I.E.C.E.C.), sponsored by the IEEE, August 4-9, 1991. Boston, Mass.,USA

HIGH EFFICIENCY SPACE POWER GENERATOR Patente de Depalma

La Revista Despierta, agradece al Dr. López Bonilla de la Escuela Superior de Ingeniería Mécanica y Eléctrica de México, por el envío de este documento para la información de los lectores, gracias.

Advertisements
Post a comment or leave a trackback: Trackback URL.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: